Categorías

INFORMACION

Fabricantes

Sin fabricante

Proveedores

No hay proveedores

PayPal verified

El Rey vestido de blanco

Pubicado el : 2016-06-06 10:28:02

 Obbatalá, dueño y señor de las cabezas de este mundo

 

Mucho se ha dicho de este Orisha mayor, él junto a Yemayá son los Orishanlas u Orishas Mayores, primeros en la creación (Odduwa y Yembo) y regidores del equilibrio del mundo. Obbatalá es guía, inteligencia y sabiduría. También su furia es impecable y pocas veces disimulada. Este Santo tiene muchos caminos en muchos de los cuales es representado tanto como hombre como mujer, esta ambivalencia viene dada en que Obbatalá como Yemayá viene en línea directa de Olodunmaré, fue creado por Dios y no tiene padre o madre definida. Se encuentra en la Tierra desde el principio mismo.  Representa la creación que no es necesariamente inmaculada; lo magnánimo y superior, también la soberbia, la ira, el despotismo y las personas con defectos o dificultades físicas y mentales. Obbatalá es un Osha y está en el grupo de los Oshas de cabecera.Obbatalá abraza a todos sus hijos con paciencia y amor. Entre sus muchas cualidades él es el que trae inteligencia, paz y calma al mundo. Durante su vida en el plano terrenal fue rey de los Igbó. Su nombre proviene del Yoruba Obbatalá (rey de la pureza). Este Orisha gusta de todo lo limpio, blanco y puro. No admite que se desnuden en su presencia y tampoco la falta de respeto, es por ello que sus hijos deben ser muy respetuosos. Sus sacerdotes se llaman Oshabí.

 

El Rey vestido de blanco

 

En su camino de Odduwa, es Obbatalá el que dio forma al ser humano y todas sus partes antes de que Olodunmaré nos infundiera el aliento de la vida. Este Orisha fue un Irunmale o Espíritu de la Creación creado por Olodunmaré a su imagen y semejanza  y que fue descendido a Orisha por sus errores durante este proceso. Dícese del que Oloffin lo vistió de blanco puro para que no fuera demonio, y por ello representa la dualidad del bien y el mal en el ser humano. Su paciencia es infinita al igual que su sabiduría pero sus castigos son terribles y pocas veces evitables. Es el Rey absoluto de todo el Panteón Yoruba, también es juez de los seres humanos aquí en la Tierra, Obbatalá juzga y Shangó cumple decían los mayores en el pasado. Se dice también que no hay Obbatalá sin Shangó, ni Shangó sin Obbatalá esto debido a muchas razones de afinidad entre estos dos Orishas, fundamentalmente a que en varios de sus caminos Obbatalá es padre o madre de Shangó y Shangó su hijo predilecto.

El poder de Obbatalá está solo limitado por Oloffin a quien rinde cuentas, a nadie más. Todos los Orishas le rinden respeto y escuchan siempre sus sabias palabras. El entregó el coco (Obbi) como herramienta de comunicación entre los Orishas y sus seguidores también como principal alimento de los primeros. Solo el merece el coco limpio y blanco por ambas caras por lo que se debe pelar bien antes de ofrendárselo.

Cada  vez que hay una disputa entre Orishas se le ruega a Obbatalá para que interceda y la termine. Lo mismo sucede cuando hay indecisión o no se puede definir correctamente el Ángel de la Guarda de una persona, en estos casos siempre Obbatalá interviene y reclama ese hijo como suyo puesto que al final él y solo él es dueño de todas las cabezas de este mundo.

Obbatala, justo juez y mediador

 

Respetado por todos los Orishas puesto que su poder y sabiduría van de la mano en  Obbatalá, historias y patakíes sobre este Orisha hay muchos, quizás los más recordados son los que hablan sobre como concedió al coco su misión de ser el vinculo entre los Orishas y sus hijos mortales y de cuando intervino para aplacar la furia de Olokun y al este no escuchar sus pedidos entonces fue Obbatalá quien lo encadeno en su palacio en las profundidades del mar.

Se cuenta también que un día los hombres organizaron una fiesta para honrar a los Santos y por descuido olvidaron a Yemayá, esta enfurecida envió sus aguas a arrasar con cuanto mundo seco existiese y a pesar de las suplicas de los hombres y de los Santos mismos la Dueña del Mundo no escuchaba y todos temblaban al verla cabalgar sobre las olas. Al ver esto Obbatalá y temiendo que su creación fuera totalmente destruida intercedió frente a Yemayá siendo sus ruegos los únicos que ella escucho aplacando su furia y regresando a su lugar. Se dice y es nuestro convencimiento que solo Obbatalá pudo haber logrado esto puesto que solo él tiene la sabiduría y la paciencia de convencer a cualquier Orisha mediante su intervención.

Los caminos de este Santo como ya dijimos son muchos y se cuentan hasta 21; Obbatalá es el único Orisha que habla en todos Oddún del Diloggún (del 1 …al 16) sin importar que Santo tenga asentado la persona en cuestión, siempre se tendrá respeto hacia este Orisha para que la paz reine en nuestras vidas y nuestras casas. 

 

Bueno amigos esto es todo por hoy, esperamos como siempre que nos visiten en nuestra página web www.botanica7mares.com y en Facebook: www.facebook.com/botanica7mares/ también en Instagram: https://www.instagram.com/botanica_7_mares/      

Que la Bendicion de Oloffin sea con todos ustedes…                                                                                                                                                                           

 

 

            

Compartir este contenido

Se debe guardar

Haga clic aquí para registrarle

Añadir un comentario